SINGLE POST

Los ocho pilares del Yoga

May 5, 2016

 

Se cree que la práctica del Yoga apareció en India hace más de 4000 años. No es una religión, es más bien una filosofía de vida.  Hay  muchas formas o variaciones de Yoga, sin embargo todas se encaminan hacia alcanzar un estado de mayor conciencia. Una de las formas genéricas del Yoga más conocida es el Hatha Yoga. (Ha significa  Sol y Tha, Luna). Hatha Yoga es pues la unión del Sol y la Luna que símbolicamente significan el principio masculino y el femenino, el hacer y el deshacer, inhalar y exalar, el Ying y el Yang, el cuerpo y la mente, etc.

 

Según el sabio  Patanjali , el maestro a quien se le atribuye el origen del Yoga, esta disciplina está sostenida por ocho aspectos que con forman el sostén o los pilares del Yoga. Todos y cada uno de estos aspectos deben estar presentes y ser practicados como base fundamental en el camino de un yogui.    Cada pilar o soporte del Yoga se denomina “anga”, de ahí viene la palabra Ashtanga, “ocho pilares”

 

 

 

 

El primer pilar  se denomina YAMA
Yama comprende cinco actitudes que se refieren a nuesta conducta ética y responsabilidad hacia los demás y nuestro entorno.

 

AHIMSA  es  consideración hacia todos los seres vivos.  Himsa significa ofensa, crueldad, violencia, etc. Ahimsa, (el prefijo “a” significa no), significa entonces no violencia.  El desarrollar las cualidades de bondad y consideración tanto hacia los demás seres como hacia uno mismo. Ahimsa permite considerar cada circunstancia de la vida con consideración y amabilidad.  Ahimsa, es pues un precepto basado en el amor, tanto hacia uno mismo, como hacia los demás.  

SATYA
La palabra Satya significa literalmente "decir la verdad". No se limita tan solo al uso de la palabra, la verdad puede y debe manifestarse también en cada una de nuestras acciones. El cuidado de nuestra expresión y la autenticidad de lo que decimos y hacemos nos permite evitar el daño y el prejuicio que supone la mentira, como la difamación , la calumnia y la ridiculización. La idea mas profunda de Satya implica que todo lo que pensemos o digamos sea desde la intención de ayudar a los demás.

 ASTEYA
Steya significa robar. Asteya se traduce literalmente como no robar. También este yama implica no privar al otro de lo que le corresponde. El abstenerse de acumular cosas que no tengan un uso adecuado. Hay muchas maneras de “robar” o de tomar lo que a otros corresponde y esto da como resultado la desigualdad, la pobreza y la miseria de otras personas.

BRAHMACARYA 
Brahmacarya esta compuesto por Brahma, que significa Conciencia Suprema, y Carya que significa moverse hacia, significa por lo tanto "moverse hacia Dios". La idea de esta práctica es tratar a todos los seres y todas las cosas como expresiones de Dios.

También el termino implica la moderación en todos nuestros actos  y para algunos este yama se asocia con de vida célibe o ascética. Aunque mas profundamente significa el no dejarse atrapar por cualquier exceso manteniendo un uso sabio y adecuado de nuestra energía vital.

APARIGRAHA 
Parigraha significa atesorar o acaparar. Literalmente, aparigraha, significa no atesorar y también desapego. El abandono de la avaricia o la capacidad de aceptar sólo lo apropiado. El dejar de comprar y acumular objetos superfluos o innecesarios. Otro significado de aparigraha es el de "bajar las manos", y se utiliza para expresar la facultad de recibir sólo lo justo.  La idea de no acaparar va unida a la de ligereza y libertad, pues todo fardo innecesario dificulta el camino hacia una mayor conciencia.

 

El segundo pilar se denomina   NIYAMA
Niyama se refiere a las actitudes hacia nosotros mismos y básicamente son actitudes que nos ayudan a lograr una mayor armonía en nuestra vida

Los cinco niyamas son:

SAUCHA
La limpieza y pureza, interna y externa. Se refiere a la limpieza del cuerpo y mente, la de nuestro entorno y  el cuidado de nuestro medio ambiente. Un entorno sucio o descuidado no favorece ningún tipo de acción evolutiva, tanto para nosotros como para los demás. La alimentación sana, suficiente y desprovista de elementos que intoxiquen nuestro cuerpo nos facilita este estado de limpieza. A nivel interno, Saucha tiene que ver con mantener una mente limpia y pura, limpiarnos de nuestros malos hábitos, adicciones  y de emociones destructivas.

 SANTOSHA
Es el estar contentos, satisfechos con lo que tenemos.
Cuando realizamos acciones diversas podemos sentirnos o no satisfechos. La insatisfacción surge de una injusta valoración del resultado de nuestras acciones o de nuestra situación. Quizas esperamos más, pero lo que tenemos o disfrutamos en cada momento es nuestra única realidad, el resto es ilusión. Ajustarnos a nuestras posibilidades y aceptar nuestra situación presente como lo mejor, nos produce este estado de contentamiento. La riqueza siempre va unida a la satisfacción del momento presente, no es más rico el que más posee si no el que menos necesita. El resultado de Santosha  es la felicidad completa.

 TAPAS
Se refiere a prácticas que permiten eliminar  las impurezas que hay en nuestro cuerpo físico y mental,  como  hábitos correctos de sueño, ejercicio, nutrición, trabajo y relajación.
La palabra tapas deriva de la raiz tap que significa arder o consumir por el fuego. Indica, por lo tanto un ardiente esfuerzo para transitar por el camino trazado; conlleva  un trabajo de purificación, autodisciplina y moderación.  Mediante tapas, el yogui se disciplina para mejorar su cuerpo su mente y su espíritu. Desarrolla un carácter más fuerte, valor, sabiduría, integridad, rectitud y simplicidad.

SVADHYAYA                                                                                                                         Sva significa "uno mismo" y Adhyaya significa “estudio”. Svadhyaya es por lo tanto el "estudio de uno mismo" o el "acercarse a uno mismo". Svadhyaya no es sólo la educación o enseñanza que podamos  recibir de un maestro o de un libro de sabiduría, sino también como aplicamos esa sabiduría para acercarnos a conocer y saber quiénes somos realmente.   

ISVARA PRANIDHANA
Es la veneración a una inteligencia superior o aceptación de nuestros límites frente a Dios.
Isvara significa Dios y  Pranidhana es inclinación, o sea "inclinarse al amor a Dios”. Implica también ser humilde, no importa cuánto poder tengamos, cuanta sabiduría o cuán  lejos lleguemos en nuestro desarrollo espiritual, siempre debemos recordar el inclinarnos ante un poder superior. La experiencia de Isvara es la de sentirse continuamente protegido bajo un manto de bondad y amor, experimentando la bienaventuranza y la confianza. Venerar a Dios proporciona la capacidad de comprender nuestra vida.

 

El tercer pilar es ASANA o la postura correcta
La palabra Asana viene de sanscrito y realmente  significa "postura sentada estable" y se asocia con permanecer, estar relajado en una posición determinada. En los escritos o “Yogasutras” de Patanjali, se define asana como la postura en la que existe relajación, estabilidad y atención. Entre  los angas, o pilares  del yoga, asana corresponde a la conciencia del cuerpo, su regulación y su equilibrio

El conseguir que una determinada postura, ya sea más o menos complicada, pueda realizarse con comodidad y estabilidad, nos aporta un gran número de beneficios, por ejemplo mejora nuestros músculos y articulaciones, nos da más flexibilidad y fuerza, corrige problemas de columna, mejora la circulación, da un  masaje interno de vísceras, dinamiza el sistema nervioso y reequilibra y tonifica todo el sistema glandular. La lentitud y la conciencia con que se ejecutan las asanas nos hace mas conscientes de nuestra respiración y nuestro cuerpo.         Una postura es también una actitud, una manera de situarse ante las situaciones y acontecimientos de la vida, por ejemplo el cambiar de postura puede ser sinónimo de cambiar de actitud ante la vida. El dominio y perseverancia en la ejecución da asanas nos facilita de una manera natural el poder cambiar ciertas actitudes o maneras de actuar nuestra vida.  

 

El cuarto pilar es  PRANAYAMA
El control y conciencia de la respiración.

 La palabra Prana significa energía o fuerza  vital y Yama es trabajo o control, por lo tanto Pranayama hace referencia a todas las técnicas que tienen que ver con el control de la respiración o energía vital.   La conciencia de la respiración debe siempre acompañar a las  asanas. Esta conciencia es la que nos va a permitir profundizar en nuestra práctica y obtener mayores resultados. Con las técnicas de Pranayama podemos sentir la respiración y ampliar su movimiento, su ritmo y profundidad lo que nos lleva a incrementar nuestra energía vital.

 Existe una doble correspondencia entre la actitud mental y emotiva y la respiración. Cualquier alteración orgánico-funcional, emotiva o mental influye en la respiración. Por ejemplo al tener el estómago lleno, limita el movimiento diafragmático y acorta la respiración, en un estado de estrés se tensan los músculos del abdomen y pecho y también se acorta la respiración. El estado de atención - relajación que empieza en el asana nos va a permitir liberar y ampliar esa respiración mejorando así todo el mecanismo de intercambio gaseoso (O2- CO2 ) en las células del cuerpo. Las diferentes técnicas de pranayama, asi como la entonación de mantras también nos conducen a estados más sutiles de percepción y a una mayor conciencia.

 

El quinto pilar es PRATYAHARA
La abstracción de los sentidos
Si nuestra mente siempre está recibiendo estímulos externos sin ningún tipo de control o de conciencia, nos veremos continuamente afectados por un proceso de acción-reacción con el medio ambiente. Para observar y poder comprender los estados sutiles de nuestra conciencia, necesitamos apagar, de alguna manera, ese ruido de fondo de los sentidos para que nuestra  atención pueda ser dirigida y no dispersarse.  Al proceso de abstracción de los sentidos, se le llama Pratyhara.   Todos hemos experimentado momentos en los que nuestros sentidos se han visto relegados   a un segundo término, sobre todo cuando realizamos algún tipo de concentración, preferentemente gozoso. Por ejemplo: cuando estamos en el cine absortos en la película no atendemos la conversación del vecino de al lado; o cuando estudiamos no oímos los ruidos de la calle; o cuando observamos absortos una puesta de sol todo lo demás desaparece. Pratiahara se produce  cuando la concentración es suficientemente importante o también  puede provocarse utilizando técnicas específicas para ello.

 

El sexto pliar es DHARANA
La capacidad de dirigir y concentrar  la mente

Para poder evitar las fluctuaciones mentales, la mente debe estar firmemente establecida en el presente sin que otras fluctuaciones, ya sean de los sentidos o pensamientos interfieran, las técnicas de concentración de la mente se denominan Dharana.  Concentración es estar en el centro, no dispersarse, mantener  la energía en un punto. Un flujo de atención desde uno mismo hacia el objeto de la concentración que puede ser la respiración, una zona del cuerpo, un punto, una imagen, un sentimiento, un pensamiento, un concepto, etc.      Dharana es un estado en el que aparecen el observador y el objeto observado.  Al principio, la concentración nos va a parecer difícil, pues la mente no está acostumbrada a mantenerse fija y van a ir apareciendo elementos de perturbación. Por ejemplo: el cuerpo nos envía mensajes de cansancio o tensión; la respiración se altera; los diferentes mensajes de la mente, que no para de agitarse, etc. Sólo la perseverancia y la aceptación de lo que nos está pasando nos va a permitir establecernos en el estado de Dharana

 

El septimo pilar es DHYANA

Literalmente Dhyana significa meditación. También la palabra se usa como estado de  trance o absorción de la mente. Un estado de profunda absorción en la meditación caracterizado por una conciencia muy clara . En el libro "Conversaciones sobre Yoga" Desikachar escribe:  "Un estudiante que quiere escribir un artículo y que tiene una idea sobre el, se pone a trabajar y empieza a orientarse hacia esa idea; está en Dharana. Cuando por el esfuerzo se integra plenamente en el acto de escribir, ese momento de absorción es  Dhyana."
Dhyana es un estado en el cual se ha superado la distracción y se empieza a percibir la comprensión de la unidad. Pero todavía existe separación el observador, la observación y lo observado. La continuación natural de este proceso da lugar al octavo anga: Shamadi.

 

El octavo y último pilar es SAMADHI

 El estado de iluminación o integración completa con la Unidad

En Samadhi la conciencia está abierta, es límpida y transparente
Hay una total comprensión de la existencia y tal comprensión no se busca, llega inevitablemente, y nada puede detenerla. Este estado inexpresable solo puede entenderse por aquellos que lo han alcanzado.

 En Samadhi, la comprensión instantánea  produce un estado de felicidad plena . Este estado de gozo profundo o éxtasis se llama ananda. Este gozo de ananda lo experimentan ocasionalmente casi todos los seres humanos. El trabajo de yoga es conseguir una continua expresión de Samadhi.
En Samadhi se trascienden los límites de la consciencia ordinaria y se entra en otro estado del ser en el que se experimenta lo que se conoce como sat-chit-ananda (Verdad-Consciencia-Gozo), el fin último del Yoga

 

 

 

Please reload